Es una enfermedad bacteriana, evolutiva y crónica que afecta a los tejidos que rodean al diente. Su causa principal es la presencia de placa bacteriana que si no es eliminada adecuadamente con el cepillado diario, se acumula en la superficie de los dientes y en el espacio entre dientes y encía, provocando un lesión progresiva. Los brotes periódicos provocan la destrucción de los tejidos de soporte del diente (encía, hueso y ligamento periodontal), por ello son de vital importancia las revisiones periódicas con su especialista.

 

CAUSAS

  • Tabaco
  • Bruxismo (apretamiento de dientes)
  • Estrés.
  • Predisposición genética.
  • Situaciones de inmunodepresión (defensas bajas).
  • Cambios hormonales en la mujer (Embarazo y menopausia).
  • Mala higiene dental.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento de láser de diodo se ha sugerido para intentar eliminar, del modo más completo posible, las bacterias presentes en posición subgingival.

El láser de diodo tiene una función bactericida y posee además la capacidad de debilitar la unión química entre los depósitos calcificados y la superficie de las raíces o implantes, lo que facilitará la posterior instrumentación no quirúrgica, de tipo tradicional, que sigue siendo esencial e imprescindible.

El tratamiento con láser de diodo en solitario no sería suficiente para eliminar la placa microbiana y el calculo presente bajo la encía, aunque es un instrumento útil y complementario que mejora la eficacia del tratamiento indicado.

Nos permitimos resaltar que , también en esta fase del tratamiento, su colaboración a la hora de seguir las sugerencias ofrecidas acerca de la higiene en su domicilio es absolutamente indispensable para lograr el éxito terapéutico. Por tanto, le recomendamos que:

1. Aplique las técnicas de higiene oral doméstica que le hemos sugerido.

2. Acuda a las citas de revisión posteriores al tratamiento con la frecuencia que se le indicará en función de severidad y evolución de su enfermedad.

 

itero-element-5d-main-1551718957