La odontopediatría, o cómo cuidar los dientes de los niños

Como dentistas, nuestra labor es solucionar los problemas que han surgido en la boca, y entre las acciones más comunes que se pueden llevar a  cabo distinguimos; la profilaxis de la caries, y especialmente el sellado de fisuras, la remineralización con Recaldent y tratamientos de defectos de estructura, cada vez más numerosos, test de saliva y de virulencia bacteriana.

Estos métodos pueden ser usados directamente para prevenir la caries. También damos clases personalizadas de cepillado y somos partidarios de la mínima intervención a partir del protocolo de prevención CAMBRA (Caries Management By Risk Assesment).

Si los más pequeños de la casa necesitan una revisión dental, la odontopediatría es la especialidad  que se va a encargar de cuidarles la boca, ya que ésta es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños. También se encarga de detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes para remitir al ortodoncista. Por eso, si crees que tu pequeño/a puede tener un problema dental debes llevarlo rápidamente a una revisión.

En nuestra clínica contamos con especialistas que trabajan para mejorar la salud dental de los más pequeños de la casa, evitando que sufran caries o malformaciones. Llámanos si tienes alguna duda al respecto y te informaremos.

CONTÁCTANOS

¿Quieres saber algo más?

¿Cuándo hay que llevar a los niños al dentista por primera vez? En la actualidad la recomendación de los odontólogos es que la primera visita de los niños al dentista se lleve a cabo al cumplir un año y luego haya una revisión anual. Pero hay otras señales de alarma que puedes encontrar en la boca del niño antes de decidirte a realizar la visita al dentista:

  • Alteración en el número, tamaño y forma de los dientes de origen congénito.
  • Anomalías de la estructura y color de la dentición.
  • Caries. Todas las caries de los niños, incluyendo la llamada caries del biberón, característica de los niños pequeños que duermen con un chupete empapado en alguna sustancia dulce, como azúcar o leche condensada.
  • Traumatismos dentales. Muy corrientes en la infancia y adolescencia.
  • Maloclusiones (malformaciones en la línea de salida de los dientes) y trastornos ocasionados por alteraciones de los espacios entre las piezas dentales.