ORTODONCIA ESTÁNDAR

Es la opción más habitual y popular. Son los conocidos brackets metálicos que se fijan al diente con un pegamento especial y se unen entre sí por unos alambres y gomas. Los continuos ajustes del ortodoncista van haciendo que unos dientes, apoyándose en otros, vayan girando su posición hasta conseguir la alineación deseada. Existen múltiples opciones:

—Braquets de metal
—Braquets incógnito que se colocan por lingual
—Braquets diseñados y personalizados para cada diente de nuestros pacientes.

INVISIBLE: INVISALING

La ortodoncia de Invisaling es la última tendencia en aparatos dentales y la forma más discreta de la ortodoncia estética. Mediante fundas transparentes que proporcionan al paciente mayor estética y confort durante el tratamiento .obtenemos una imagen tridimensional mediante la digitalización de las arcadas con un escáner 3d itero. Invisaling realiza una secuencia virtual de todo el plan de tratamiento prescrito por el ortodoncista

BRAQUETS ZAFIRO

Este tipo de ortodoncia es similar a la ortodoncia estándar, solo que los brackets son de zafiro, lo cual hace que, puestos sobre el diente, queden mucho más disimulados, son una forma de ortodoncia estética. El funcionamiento es exactamente igual: brackets, alambres, gomas y ajustes cada 3 o 4 semanas. Con los brackets de zafiro se consiguen además un mejor deslizamiento de los dientes, por lo que el tratamiento dura menos.

CARILLAS (ZIRCONIO, PORCELANA Y COMPOSITE: MICENIUM)

Es un tratamiento dental para mejorar la sonrisa de forma rápida y eficaz. Es el sistema menos invasivo, y en muchos casos incluso se puede encontrar la solución en una única sesión. Las carillas de composite o de “resina compuesta” corrigen malas posiciones, tamaño, forma de los dientes o color… De una forma sencilla tienes una nueva sonrisa.